Machinarium

23 10 2009

Machinarium

Hace años fui un hardcore gamer de cierto nivel, sin embargo esa época paso hace ya tiempo (por suerte) y me fui convirtiéndo en un jugón de la otra acera (uix…), es decir, un casual (léase con acento inglés).

Y pese a que sigo jugando a juegos como Fallout 3, también tengo el Spore. Aún así, tal y cómo los más veteranos podrán* atestiguar, un buen juego no tiene por que ser siempre sinónimo de superproducción, aunque tal cosa es cada vez menos frecuente.

Y aquí entran en escena juegos cómo Machinarium.
Que hacen que un piratilla empedernido cono yo saquemos la VISA con gusto.

Machinarium es un juego comercial hecho en flash (si, en flash), del estudio checo independiente Amanita Design, creadores de los por lo visto famosos juegos web Samorost y Samorost2 (Yo ni había oído hablar de ellos).

En resumen, Machinarium es una aventura gráfica del tipo point&click, al mas puro estilo Monkey Island, con unos sublimes gráficos dibujados a mano, una magnífica banda sonora, una animación exquisita, y un argumento y desarrollo extraordinarios. (Tóma retahíla de adjetivos peloteros!)

Si tuviera que definir el juego con una sola palabra, diría que es un juego hecho con amor. Aunque suene gay.

Al ser un juego flash la demo se puede jugar directamente desde el navegador, y tiene un precio de unos 14€ si se compra desde la web oficial. Está disponible para Windows, Mac y Linux, y si lo compramos en la web nos regalan la banda sonora en mp3! Además es DRM-free, es decir no lleva ningún tipo de protección maliciosa tipo Starforce y basura similar.

También se puede comprar en Steam, pero yo a esos malhechores les tengo cada día mas rabia, así que como esa versión sería solo para Windows, además de con DRM y sin la banda sonora de regalo, yo recomiendo encarecidamente comprarlo desde la web del juego!

* Yo me considero un veterano de 2ª generación. Aunque de muy pequeño eché bastantes horas al Commodore 64 (al que aún juego de vez en cuando), mi verdadero inicio en el noble arte de los videojuegos considero que fue con las GamBoy.





Time-lapse

21 10 2009

Esta semana estoy experimentando con la técnica ¿fotográfica? ¿de video? llamada time-lapse (o lo que es lo mismo, intervalo de tiempo). Dicha técnica consiste en la composición de un video, cuyos fotogramas en lugar de ser consecutivos en el tiempo (como serían en un video normal) son imágenes tomadas a intervalos de tiempo determinados, ya sean 5, 10, 30 segundos o incluso más.

Con esto lo que se consiguen son vídeos donde se puede apreciar el paso del tiempo, de las horas, de manera acelerada, comprimiendo los acontecimientos de tal manera que nos permite contemplar el mundo a cámara rápida.

He aquí un par de ejemplos ilustrativos:

1. Un video de prueba de la Canon 7D grabado por el maestro Philip Bloom.

2. Mountain Light de Timescapes.org

Mi primera prueba es mucho mas modesta, aunque estoy muy contento con el resultado!

Ha sido creado con 572 fotos tomadas a intervalos de 30 segundos durante 5 horas aproximadamente, en Barcelona.

Disparado con una Canon 400D con una óptica Canon 24-105 f4L y un trípode Manfrotto.
La exposición seleccionada fué Prioridad de Apertura (Av), a f4 y ISO 400. Los intervalos fueron controlados con la cámara conectada directamente a mi Macbook, usando la Canon EOS Utility.

El vídeo se montó con Adobe After Effects a 25fps

A pesar de ser mi primera prueba de time-lapse, el único problema que encontré fue la escasa duración de las baterías.
Y como no tengo intención de comprar la batería con cable para la corriente, a lo mejor intento hacerme algún adaptador casero…





Game Boy Micro

10 08 2008

Llevo un par de semanas viciado con el Zelda… Retomé el de la Wii, que hacía meses que no jugaba, y le tomé “prestado” el Phantom Hourglass de la DS a mi hermano, aunque no me acabó de gustar, así que me puse en modo nostálgico y desenpolvé el Oracle of Seasons de la Game Boy Color.

Fue al cabo de unos días cuando me acordé del Minish Cap de la Game Boy Advance. Era un juego que por mucho que quise tenerlo en su momento, no pude comprarmelo por falta de pelas (era joven y pobre…), así que me propuse acercarme al mercado de Sant Antoni para pillarmelo de segunda mano, hasta que me di cuenta de que la Advance no es retroiluminada, y para jugar en la cama antes de ir a dormir es un suplicio.
Entonces me acordé de la Game Boy Micro! Pequeña, bonita, con batería en vez de pilas y retroiluminada.
El único problema era… Que no tenía una!

Así que me puse a buscar en e-bay, pero no encontré ninguna que me acabara de gustar, por lo que decidí probar suerte en el mercado de Sant Antoni (para el que no lo sepa, es un mercado en Barcelona, donde los domingos se instalan tenderetes de compra-venta de segunda mano, siendo muchos de ellos de videojuegos).

Costó, pero al final me llevé la única de todo el mercado!
Tiene algún desconchón de pintura pero funciona perfectamente y la batería está en muy buen estado.





Posting desde el iPhone

23 07 2008

Estoy escribiendo esto desde el iPhone, con la aplicación que WordPress liberó ayer.
Así puedo controlar mis blogs esté donde esté!

photo





Bang & Olufsen Earphones

30 06 2008

Bang & Olufsen Earphones

De igual manera que una película o una fotografía pueden emocionarnos, también puede hacerlo un sonido.

No me considero un audiófilo, pero hasta cierto punto aprecio la calidad de unos buenos altavoces o auriculares, hasta el punto de poderme emocionar con ellos; suena raro pero así es. (Y seguro que no soy el único al que le pasa)

En mi memoria prevalecen tres de estos momentos que recuerdo con especial emoción:

- El primero fue cuando estando de viaje con mis padres en las Canarias, me compraron un MiniDisc. Al llegar a casa lo conecté a un reproductor de CDs mediante fibra óptica, y recuerdo claramente como se oía infinitamente mejor que desde el CD directamente.

- Otra ocasión similar fue cuando estrené el videojuego Golden Sun para la GBA. No es que la calidad del sonido fuera algo destacable en comparación con cualquier CD, pero era algo nunca visto (Al menos para mi) en una consola portátil.

- Y la tercera sucedió estando de viaje en Japón con mi hermano, cuando me compré unos auriculares Audio-Technica EC7 que me costaron muchísimo dinero (Para lo que era mi economía por aquél entonces), pero de lo que no me di cuenta hasta que salí de la tienda e hice bien el cambio euro-yen.

 

Desgraciadamente los Audio-Technica me los cargué hace tiempo cuando a raíz de un enganchón les arranqué los conos y las bobinas de dentro… Hice un apaño para arreglarlos, pero perdieron rango de graves, y además un canal suena mas fuerte que el otro. Aún así, y aunque parezca mentira suenan mejor que los que trae de serie el iPod, que hay que ver lo malos que son.

Así que hace unos días, después de tantear productos de varias marcas, entre ellas Sennheiser y AKG, me decidí finalmente por unos Bang & Olufsen para reemplazarlos!

Debo decir a mi favor, antes de que nadie se desmaye, que probablemente es uno de los pocos productos de esa marca (Si no el único) que no tiene un desmesurado sobreprecio! 140€ ni mas ni menos.

Disponen de un sistema de “anclaje” algo complejo, en el cual la pinza posterior de la oreja puede bascular, el largo de la “columna” vertical se puede variar mediante un sistema hidráulico, y el brazo del auricular oscila lateralmente. Combinando estos tres ángulos de movimiento, y tras un pequeño período de adaptación, se consigue que encajen perfectamente en la oreja, aislándonos del ruido exterior casi como lo haría un auricular intraaural.

Sobra decir que la calidad del sonido es sublime. Evidentemente es algo que no se puede explicar en un escueto texto, pero cabe decir que tiene unos bajos excelente, al contrario de lo que he leído sobre ellos en algún sitio web.

Hay mucha gente que me ha dicho que estoy loco por comprarme unos auriculares de este precio. Pues yo opino que de que sirve tener un reproductor de 300€ si después la música la escuchamos con unos auriculares de 30€. Creo que en el fondo, si el reproductor es mínimamente bueno, lo mas importante son los auriculares, que al fin y al cabo, son los que transforman las señales eléctricas en sonido, la calidad del cual dependerá de como se haga esa conversión…





La PSP y yo… (2/2)

14 05 2008

Una vez aclarado el porqué de mi afección por Nintendo y odio a Sony, paso al tema en cuestión, la PSP.

La historia de las consolas portátiles, a diferencia de las de sobremesa, ha sido relativamente simple y calmada.

La mayoría de los años que han transcurrido desde que existen, podemos resumirlos de la siguiente manera: NINTENDO
No quiero remontarme a los inicios de la historia de las portátiles, si no que partiré desde las 8 bits.

La popularización de las portátiles empezó a partir de la GameBoy de Nintendo y la GameGear de Sega.
La primera era un tocho gris con una pequeña pantalla cuadrada en blanco y negro, mientras que la segunda tenía un diseño en negro mucho mas estilizado, así como una pantalla casi panorámica mas del doble de grande y en color.

Sin embargo, y en contra de toda lógica, la GameBoy prevaleció, y la Game Gear perdió de tal manera que hoy en día no son muchos los que se acuerdan de ella .
Desde entonces y hasta la aparición de la PSP, el mercado portátil ha sido el patio de juego privado de Nintendo.

Tengo que decir que yo no tuve una GameBoy, esta fue de mi hermano pequeño (aunque la estrenó yo, jejeje. A esa edad el que tiene los puños mas grandes gana… xD).
Después de esa las tuve todas: GameBoy Pocket, Color, Advance, y la actual DS. (La SP, la Micro y la Lite no las tengo, pues no son mas que remakes de las otras).

Cuando Sony presentó la PSP como rival de la DS, yo ya tenía claro que la de Nintendo sería la vencedora, pues aunque a pequeña escala, sabía que ocurriría lo mismo que ha pasado con las de sobremesa actualmente.
A pesar de eso, decidí probar la PSP, que aunque no me pareció tan entretenida como la DS (que ya tenía), su capacidad gráfica superior, la inmensa pantalla y sus capacidades multimedia me atrajeron bastante, y como en esa época no andaba falto de dinero, me fui a comprarme una en cuando tuve ocasión.

La decepción no pudo ser mas grande! Me explico:
Entré en la tienda a piñón fijo, pillé una PSP y fuí a buscar un par de juegos interesantes para poder estrenarla… pero… donde estaban los juegos interesantes? Los tenían en una estantería escondida? Porque allí no estaban.
Cuando salió la PSP no tenía ningún juego que a mi parecer fuera mínimamente interesante. Y así siguió durante MUCHO tiempo.

Así que decidí no comprarla (Menuda decepción, ya la tenía en la mano!)
Entretanto, al cabo de no mucho tiempo mi hermano se hizo con una, lo cual me sirvió para ratificar mi opinión con respecto a la calidad de sus juegos.

No fue hasta  que al cabo de un año y pico, mientras estaba de viaje en Japón, que me decidí a comprar una, entre otras cosas porque allí si que había algún juego interesante, y a parte de porque estaba en color blanco mientras que en el resto del mundo solo había salido en negro, y a mi me gusta mucho dar la nota xD.

Ese viaje fué uno de los arrebatos consumistas mas importantes de mi vida (y he tenido muuuuchos); me compré 6 UMDs para la consola: 4 juegos y 2 conciertos. Tirando muy corto, entre la consola y los discos me dejé como mínimo 80.000 pelas…
Para hacerse una idea, en los 2 años que han pasado desde entonces solo me he comprado 3 juegos.

Los que me agencié entonces son:

- [HG] ハイドリウム (Mercury) – Muy bueno
- 僕の私の塊魂 (Me & My Katamari) – Muy bueno
- Coded Arms – Bueno
- Ghost in the Shell [Stand Alone Complex] – Bueno
- 交響詩編エウレカセベン (Koukyou Shihen Eureka Seven) – Normalillo
- Formula Front Armored Core International – Normalillo

Y los dos discos de música:
- nobodyknows+ / メバエ
- T.M. Revolution / Seventh Heaven

Posteriormente me he comprado:
- LocoRoco – Extremadamente Bueno
- Myst – Muy bueno
- Patapon – Extremadamente Bueno 

Salta a la vista que mis gustos en juegos para consolas portátiles son bastante “especiales”.
Teniendo en cuenta que la PSP es una consola orientada a un público parecido al de las PlayStations de sobremesa (Tiros y fútbol), sólo muy de vez en cuando encuentro algún título que me llama la atención.

Aún así, no me arrepiento de haberla comprado, pues he pasado muy buenas horas de juego con ella. 





La PSP y yo… (1/2)

14 05 2008

::Aprovecho un momento de inspiración divina para hacer un ligero
análisis de mi historia con la consola portátil de Sony::

Aunque mis inicios en el ámbito de los videojuegos fueron en un compatible (Commodore 64), los primeros dispositivos de videojuegos que tuve fueron las Game Boy, por lo que siempre me han gustado las portátiles.

No tuve ninguna consola de sobremesa (no me dejaban mis padres) hasta que me pude comprar la GameCube con mis propias pelas, por lo que tuve que subsistir durante muchos años a base de pantallitas pequeñas y juegos en blanco y negro. Eso hizo que desarrollara una devoción hacia Nintendo que aún arrastro hasta hoy en día, y aunque Sega no me gustaba nada porque era la competencia, los fans de estas dos compañías tuvimos que juntarnos para hacer frente al nuevo enemigo que surgió: Sony.

Sony entró en el mercado con una estrategia que a posteriori, quedaría bastante clara: Reventar el mercado con la consola mas pirata de todos los tiempos. Como una consola no se puede comprar pirata, Sony se ganaba sus pesetas por cada unidad que se vendía, ahora bien, que después la mayoría de esas consolas no tuvieran ni un solo juego original a ellos les daba igual.
Lo de Sega fue una pena, mira que la Dreamcast era una buena consola, pero entre que no lo supieron montar bien, y gracias a los piratas de Sony, tuvieron que cerrar el chiringuito.

En esas que quedaron Nintendo y Sony para darse de ostias, de las que la Nintendo 64 no salió demasiado bien parada, pese a que era el doble de potente que la PlayStation.

Desde entonces la historia de las consolas de sobremesa es bien conocida hasta por los mas jóvenes:
PlayStation 2 vs GameCube vs XBox, y actualmente PlayStation 3 vs Wii vs XBox 360 

En el primer round del combate de estas 3 compañías que perduran actualmente, la que salió peor parada fue la GameCube, y la PlayStation ganó de largo; aunque gracias a Dios, actualmente las tornas han cambiado. Le pese a quién le pese la Wii se sitúa como la más vendida de las 3 con diferencia, y la 360 y la PS3 se disputan un alejado 2o puesto.

Esto se debe según mi humilde parecer a que la guerra de potencia ha dejado de ser el factor determintante, ya que después de tantas generaciones por ver quién da mejores gráficos, se ha llegado a un punto en que ya no se puede sacar mucho mas jugo a los medios audiovisuales (TVs) tal y como los conocemos hoy en día.
Por eso la Wii, que tantos vaticinaban como fracaso absoluto, se ha alzado como clara ganadora, porque a la larga, la innovación siempre acaba triumfando. Toma ya! 

CONTINÚARA…








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.